lunes, 12 de mayo de 2008

2 notas publicadas en Reforma sobre la protesta de médicos por las nuevas condiciones de inscripción.

Parece que los medios finalmente comienzan a interesarse en las protestas de los médicos afectados por las injustas condiciones de inscripción impuestas por el CIFRHS. El día de hoy en el Reforma, periódico de circulación nacional, se publicaron dos notas que tienen que ver con los amparos interpuestos por algunos médicos.

En lo personal lo que más indigna es la posición de nuestro "brillante" director de Calidad y Educación de la Secretaría de Salud, Miguel Ángel Lezana, quien asegura que no se viola ningún derecho al trabajo de los médicos a los que se les impide presentar el ENARM, pues la Ley Federal del Trabajo "no tiene nada que ver con una convocatoria", cosa por demás manipulada y falsa, porque no se está luchando por la convocatoria en sí, sino por sus consecuencias, siendo la más grave la de DEJAR SIN NINGUNA OPORTUNIDAD DE DESARROLLO PROFESIONAL A MILES DE MÉDICOS a los que se les condena a dejar su carrera incompleta de por vida.

Y lo peor, este funcionario nos acusa a los que por diversas circunstancias tenemos que presentar el ENARM por más de tres ocasiones de ser los que nos robamos y vendemos el examen!!! Háganme el C. favor.

Pero les transcribo las notas publicadas el día de hoy. Juzguen ustedes mismos.


Reclaman residencias médicas

Víctor Fuentes. Reforma, 12 de mayo 2008.

Luego del escándalo que generó la venta del examen para obtener residencias médicas en hospitales públicos, este proceso de selección enfrenta un nuevo problema: amparos promovidos por candidatos inconformes.

Aspirantes a participar en el examen, que se realiza cada año, presentaron en los últimos seis meses por lo menos 83 amparos para impugnar actos de la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud.

Lo anterior, luego de que un tribunal colegiado de circuito estableció que el Poder Judicial Federal sí puede revisar la actuación de dicha comisión, creada en 1983, pues ejerce funciones de autoridad y puede vulnerar garantías individuales.

“Es patente que las determinaciones que emite esa comisión, en relación con el examen de mérito, tales como dar de baja e impedir la participación en concursos futuros a las personas que aspiren a pertenecer a ese sistema, constituyen actos de autoridad susceptibles de ser impugnados a través del juicio de garantías”, afirmó el Décimo Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa.

Los quejosos han promovido amparos para impugnar tanto los resultados del examen anterior, como la convocatoria para el próximo, agendado para el 7 y 8 de septiembre de 2008.

Los tribunales no califican la competencia médica de los aspirantes. Su función es determinar si la comisión intersecretarial, al actuar como autoridad, respeta garantías individuales como la no discriminación y la obligación de fundar y motivar legalmente sus actos.

En septiembre de 2007, días antes de la celebración del Trigésimo Primer Examen Nacional, la comisión tuvo que aplazar el proceso tras descubrir que el examen había sido vendido en 80 mil pesos a los aspirantes interesados en conocerlo de antemano.

El caso resultó en una denuncia penal ante la PGR, pues en teoría el examen es celosamente auditado por 24 notarios públicos y resguardado por una compañía de traslado de valores.

A fin de cuentas, el examen se aplicó en diciembre. Más de 25 mil 500 médicos se habían inscrito para competir por 6 mil plazas, pero alrededor del 8 por ciento no acudió a la cita y se sospecha que entre ellos estaban los que compraron la prueba.

La convocatoria para el examen de 2008 establece requisitos como un pago de dos mil pesos.


Descartan violentar garantías

Margarita Vega. Reforma, 12 de mayo 2008.

Ante los amparos que se han promovido contra los exámenes para obtener residencias médicas, la Secretaría de Salud sostiene que en ningún momento ha violado alguna garantía individual en este proceso.

Miguel Ángel Lezana, director de Calidad y Educación de la dependencia federal, y responsable de la aplicación de estas pruebas, descartó los argumentos de los quejosos y defendió tanto la forma de realizar el examen, como su convocatoria.

“Se ha contestado en todos los casos que, a juicio del análisis que se ha hecho internamente, no existe ninguna violación a garantías individuales, al menos a los artículos que varias de estas demandas argumentan.

“Por ejemplo, argumentan que hay violaciones a la Ley Federal del Trabajo, lo cual es claramente improcedente, no tiene que ver con una convocatoria para inscribirse para presentar un examen; o que hay violaciones al artículo 123 de la Constitución, que es el que regula las relaciones laborales, y tampoco, porque no hay ningún tipo de relación laboral que se esté violentando”, indicó el funcionario en entrevista.

Una de las inconformidades en los amparos, es la nueva convocatoria del examen, en la que se prohíbe que participe un aspirante que se ha inscrito ya cinco veces, o ha realizado la prueba en tres ocasiones.

“Parte de las investigaciones que se llevan a cabo junto con la PGR desde septiembre del año pasado, han demostrado, por un lado, que las personas vinculadas con la sustracción y venta de los exámenes eran gente que buscaba repetidamente inscribirse en el examen”, señaló.


El post anterior fue publicado originalmente por Dr.Qwerty1 en el Foro ENARM.