lunes, 31 de marzo de 2008

Y Sigue La Mata Dando

Apenas hace unos días, para ser concretos la semana pasada un grupo de "aventurados" médicos; no creo que mejor dicho, bien concientizados médicos se dieron a la ardua tarea de acudir a las oficinas del CEPEC en nuestra querida capital, La GRAN CAPITAL. En fin, un servidor se encuentra en uno de los estados del interior de la república, más no por ello ajeno a la situación que en estos momentos viven algunos compañeros médicos, y que si no nos ponemos las pilas de seguro en algunos años (2010 para ser exactos) estaremos en la misma situación.
Pero... que ch%&·$os de logró?
Yo opino que el darnos cuenta de la realidad en la que tristemente cursa nuestro querido México, en el cual domina la ley de herodes, y que existen personas como la supuesta Dra. Alarcón, que se cree con la capacidad de estar sobre las garantías individuales de nosotros, los que nos encargamos de salvaguardar la salud de millones de mexicanos. Aunado a esto, se encuentra la apatía de algunos médicos de que como ya les dieron su "chance" pues han dejado de luchar por la causa, una causa justa; a la cual bien le podríamos poner la frase celebre de Ernesto Guevara: "Hasta la Victoria Siempre", ya que compañeros no nos debemos dejar derrotar por tan pobre mentalidad, luchar por nuestros derechos es imperativo; y cuando hablo de derechos me refiero a todos los derechos...
Como aquellos derechos de los compañeros que han visto sus sueños romperse como cristal tras ser golpeado por una piedra; sí, piedra como el cerebro de quienes con un poco de poder se sienten con el derecho de maltratar a un compañero, alguien, que estuvo en la misma situación alguna vez, tristemente hemos visto como han renunciado, dejando atrás eso por lo que alguna ocasión luchó y estudió tanto.
Por eso compañeros yo los exhorto a que juntos sigamos adelante con nuestra lucha, adelante, siempre hacia el horizonte, y sin descanso; hasta no lograr nuestro objetivo final, una competencia mas justa leal, para un México mas fuerte y mejor.

Dentro de las sombras se encuentra un montón de almas,
que se parecen entre sí, pero raramente, no se comunican
a pesar de que tienen algo en común en sus armas,
un uniforme blanco, que desafortunadamente no combinan.

Aguardando por un rayo de esperanza, que los una,
por algo que les devuelva las ganas de seguir adelante
y luchar; luchar por aquello que los hace ser ellos,
por eso, que hacen y se sienten vivos y útiles.

Y a pesar de que dentro de ellos, camuflados,
se encuentran estos, parásitos, de ellos mismos
mimetistas de esos bellos uniformes de batalla,
robándoles su fuerza, y su estrecha unión.

Luchemos compañeros, sigamos siempre adelante, no nos dejemos vencer por los que se creen superiores a nosotros y con derecho de romper nuestros sueños, vamos sigamos adelante.
By Firewill visita: http://palabrasdefuego.blogspot.com