sábado, 29 de marzo de 2008

Residencias: Casos de la Vida Real

Lo que sigue es una colaboración de compa_pirri en el Foro. En ella describe sus primeras vivencias como residente y algunas experiencias que le ha tocado vivir. Pero dejemos que él les platique... es interesante.

Esta es mi historia. Soy "hijo ausente" del foro. Mientras me preparaba para el ENARM entraba constantemente, pero nomas empecé la residencia y me olvidé de él. Los que ya tienen tiempo en el foro saben quien soy, de donde soy, cual es mi universidad, asi como a que especialidad hice tramite y a que hospital entre...

Mi historia empieza el dia 12 de enero a las 5:37pm, cuando Skorpion, el administrador, nos pasó la noticia de que se podian ver los resultados aquel sabado en la tarde, con 6 horas y media de adelanto. Asi que cheque mi resultado y vi que estaba aceptado, primer lugar de una especialidad troncal... Fue un momento contrastante, de los mas felices de mi vida, pero... el principal problema: NO ME LO ESPERABA. Tenia mas opciones de las que creia

Durante mi preparacion tenia un objetivo claro: quedarme en el Centro medico IMSS de mi ciudad, tomando como subsede el hospital donde habia hecho el internado. Aspiraba, concretamente, a los lugares entre el 30 y el 50 para lograrlo. Opciones: si no quedaba en el ENARM, trabajar y volverlo a intentar, si quedaba pero en un mal lugar, acomodarme donde mejor pudiera en un hospital publico, en caso de quedarme en un privado renunciar. Pero habia otro opcion, la que veia mas lejana... quedar en los primeros 30. Si pasaba eso tendria que dejar mi ciudad y dirigirme a la capital para hacer mi especialidad en un Instituto Nacional de Salud.

Que en primer lugar, y el dia 13 por la noche, sin planearlo, me vine al DF. Esa semana posterior a los resultados fue de tramites, papeles, examenes internos y una entrevista. El 18 me digeron que quede aceptado en el Instituto Nacional de Salud donde estoy actualemente.

Deje todo en mi ciudad y en mi pueblo: Papas, hermanos, familia, amigos, a la niña con la que estaba saliendo... TODO. Me vine al DF esperando encontrar excelencia academica, un hospital de primer mundo alejado de todos los mitos de mi especialidad, la cual se encuentra ubicada en el "lado oscuro" de la ciencia medica.

Inicie mi precurso en febrero. Me entere de cosas interesantes, como que todavia hay lugares donde se usan mucho los castigos, y mi instituto es de ellos. Castigos por todo y de todos. Y en el R1, obviamente el R1 siempre tienen la culpa de todo lo malo que pasa cuando no hay internos...

Cuando me vine a mi instituto no sabia realmente como era, la unica referencia que tenia de él es que era el "mejor lugar para hacer la especialidad". Yo siempre fui hijo del IMSS y estaba acostumbrado a ver pacientes al por mayor, y llego al instituto y me doy cuenta que el volumen de pacientes es menor, pero que si habia una exigencia mayor que en el IMSS en cuanto al cuidado de cada paciente.

Las primeras semanas nos hablaron maravillas del Instituto, el problema fue cuando vi la practica... vi cosas que no me esperaba y eso se conjuntó con muchas cosas mas: estaba solo, no tenia dinero, acababa de llegar a un lugar que no conocia y es enorme, y al ver cosas que no me esperaba mi primer pensamiento fue "VALE LA PENA ESTAR TAN LEJOS Y HABER SACRIFICADO TANTAS COSAS POR LLEGAR A UN LUGAR DONDE RESULTA QUE LAS COSAS SON IGUALES A DONDE VENGO??? Claro, un instituto nacional de salud tiene un prestigio, y ademas te abre las puertas el ser egresado de uno, pero en ese momento me encontre demasiado debil, me desespere...

Un dia, un R4 que iba de salido (era todavia febrero) nos pregunto a algunos de los de nuevo ingreso "cual es su opinion del instituto?" y yo conteste... bueno, dije mi opinion, pero la dije de una forma para nada diplomatica... y ni solo eso, sino que tambien agregue otro comentario poco brillante, comparando mi instituto nacional con el IMSS... Ese comentario para nada gusto a los residentes. Me acuerdo muy bien, lo hice un miercoles y a 4 residentes solamente, pero para el viernes todo el H. Cuerpo de Residentes de mi Insitituto sabia lo que habia dicho.

A partir de ese momento, los R4 salientes me dejaron recomendado con los nuevos R4 y R3. Fueron momentos tensos. No habia dia que no me recordaran lo que dije y que no me amenazaran. Me decian que "hay residentes que ya te estan esperando" o "que me van a hacer la vida imposible". Recuerdo un dia estar de posguardia (todavia de R0) y que llegó uno de mis R4 y me puso un cague horrible enfrente de las pacientes y me dejó "guardado" unas horas mas, agregando que "ya queria que me largara". Muchos residentes que oyeron ese comentario creen que dijo que queria que me largara ese dia a mi casa, que no queria verme en ese momento. Pero yo se la verdad, el se estaba refiriendo a que queria que me largara pero ya del hospital, que renunciara pues.

Ya como R1 las cosas siguieron mas o menos igual. MUUUUUUUUUUUCHOS castigos. Unos sin razon, bueno, no voy a decir que otros "con razon", porque para mi CASTIGAR a un medico, sea cual sea el castigo, no tiene razon de ser. Caray, estamos en el siglo XXI y hay gente que cree que estamos todavia en los 70's. En que mente racional cabe que entre mas chingado y desvelado esté un medico mas va a aprender???. Se supone que Marzo es un mes de "chance" y que no hay guardias de castigo, pero ya me dijeron que me espere a Abril y que alli si me van a dejar guardadito. De que sirve tener guardia ABCD si de todas formas voy a tener que hacer guardias de castigo???

Es un circulo vicioso... Me castigan por alguna pendejada... No estudio... Me preguntan algo, como no estudie no se... me vuelven a castigar... Y asi sigue y sigue

Y como el R1 siempre tiene la culpa de todo, aqui no va eso de "pues tu trabaja y has tus cosas, y asi no te castigan" Eso no es cierto, es irreal, aqui pretextos para castigarte nunca van a faltar. Si les vale madres la NOM para la...(aqui no puedo poner que norma es, porque se van a dar cuenta de que instituto nacional estoy hablando), pues menos le van a hacer caso a la NOM de los Residentes, donde dice que todas esas pendejadas no se permiten.

En fin, todo se a puesto mal, amenazas, amenazas y amenazas. Soy reconocido como el R1 que dice "que el IMSS esta mejor que aqui", y por eso no me van a perdonar ni una.

He hablado con muchos amigos, con maestros y con mi familia. Las opiniones son muy encontradas. Hay quien dice que la clave de todo es poner en una balanza de un lado a mi dignidad y de otro lado al prestigio del instituto. Yo creo que la clave esta en pensar si vale la pena haber dejado todo lo que deje por esoto que tengo aca.

Ahora tengo otra opcion, puedo irme a un hopital muy grande de mi ciudad, donde tengo ya a varios compañeros. Tengo esa opcion sin perder el año y sin tener que hacer nuevamente el ENARM. Pero tengo que hacer el cambio lo mas pronto posible. Mi decision esta tomada.

Quise poner esta reseña para escuchar sus opiniones de mi caso y para que los que apenas van a hacer el ENARM este o un proximo año se den cuenta de la importancia de investigar bien todas sus opciones en caso de pasarlo, de saber bien a que hospital se van a ir, de no dejarse llevar por lo que se dice unicamente, de no dejarse llevar por "prestigio", muchas veces mal ganado o en otros casos bien ganado pero por alla de 1970 y que se les quedo aunque ya no lo merezcan actualemente...
Respeten las opciones de los demas, nunca hagan menos a algunas opciones si no las conocen bien. Nunca se burlen de la decision de un compañero de irse a determinado lugar pudiendo estar en otro que ustedes consideran mejor.

En mi balanza pesó más la dignidad... en la de ustedes que hubiera pesado?
Saludos y cuidense, no debemos dejar que estas cosas sigan pasando.

Y por favor, cuando un residente de su hospital de adscripcion les pregunte que opinan del hospital, para ustedes esa pregunta es el equivalente a que si su novia(o) les hubiera preguntado que opinan de su suegra... no contesten la verdad, contesten lo que quieren oir.