lunes, 21 de abril de 2008

¿Qué es el ENARM?

Introducción

(Tomado del sitio del CIFRHS)

El Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) está organizado por el Comité de Enseñanza de Posgrado y Educación Continua (CEPEC), dependiente de la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS).

El examen se integra con reactivos que exploran el conocimiento de Medicina General mediante un muestreo representativo de los contenidos de diversos programas de estudio y de la morbimortalidad prevalente en el país. Asimismo, se indaga la aptitud para la aplicación de criterios y toma de decisiones médicas y, adicionalmente, la capacidad de comprensión de textos médicos escritos en idioma inglés. El cuestionario se renueva cada año. Todos los médicos deben iniciar sus estudios en una especialidad de entrada directa e ingresan mediante este proceso selectivo. Para ingresar a subespecialidades, los aspirantes deben cubrir los requisitos que corresponden a uno o más años de una especialidad de entrada directa y ser seleccionados internamente en las instituciones que las imparten.


Estructura de Examen

El Examen Nacional se aplica en dos días consecutivos, simultáneamente, en todas las ciudades con sitios examinadores. Su contenido cubre áreas de: Ciencias Básicas, Conocimientos Médicos y Conocimientos en Salud Pública, de manera que abarca las cuatro divisiones troncales de la Medicina. Además, se explora el grado de comprensión de textos médicos escritos en idioma inglés, ya que es el más utilizado en las obras y revistas especializadas, por lo que es indispensable para cursar estudios de posgrado y mantener actualizado al futuro especialista.

La calificación final estará integrada en el 90 por ciento por los resultados de las tres secciones que exploran conocimientos médicos; y el 10 por ciento restante corresponde al resultado de la sección de inglés.

El examen está conformado de cuatro secciones, tres de ellas tienen reactivos de las cuatro divisiones troncales de la medicina distribuidas en forma aleatoria; si el opositor no presentara alguna de las cuatro secciones dará motivo a la cancelación de su examen.

En consecuencia, el examen final de conocimientos médicos está compuesto por 600 reactivos y ocupa 12 horas; esto es: 720 minutos, equivalentes a 43.200 segundos que arroja un promedio de tiempo por pregunta de 1 minuto y 12 segundos.

En total las 4 secciones contienen 700 reactivos que deben responderse durante dos días consecutivos en un tiempo máximo de 15 horas.

Las tres secciones dedicadas al área de conocimientos médicos, con 600 reactivos, corresponden a interrogantes cuyos temas se distribuyen aleatoriamente respecto a las cuatro áreas básicas más Salud Pública; a saber: Medicina Interna, Cirugía, Ginecología y Obstetricia y Pediatría. Las preguntas sobre estas materias ocupan aproximadamente el 85 % de la evaluación (número de reactivos), mientras que el 15% restante se dedica a evaluar la comprensión de textos en idioma inglés.

Reactivos.

La forma más común de realizar un examen objetivo es por medio de la utilización de reactivos de opción múltiple. En el Examen Nacional se utilizarán reactivos convencionales que exploran conocimientos específicos, reactivos con casos clínicos de los que se deriva una sola pregunta y reactivos con casos clínicos de los que se deriva una serie de preguntas, generalmente relacionadas con diagnóstico, diagnóstico diferencial, pronóstico y tratamiento.

La Hoja de Respuestas.

Para señalar las respuestas, se utilizarán hojas especialmente diseñadas, por lo que se necesita contar, por lo menos, con dos lápices del número 2 ó 2.5 y con una tabla de plástico, conglomerado o de acrílico tamaño oficio, para apoyarse durante la realización del examen. Esta tabla no deberá tener hojas, ni anotaciones. Cualquier otro material es retirado. Las hojas de respuesta son identificadas con un color, que es el mismo de acuerdo con la sección que se esté resolviendo

Los resultados se concentran y son calificados por un lector óptico, por lo que los aspirantes deben llenar solo el área indicada para evitar que la respuesta sea anulada.

Para procesar las respuestas, se utilizarán hojas especiales para lectura óptica provistas por el CEPEC por eso es muy importante que el alumno rellene completamente el círculo correspondiente a la opción que cree correcta.

Las preguntas de la prueba objetiva de conocimientos se presentan agrupadas y numeradas. Para cada una de las preguntas se ofrecen cuatro o cinco opciones o alternativas (precedidas por las letras A, B, C, D y E) de las cuales sólo una corresponde a la respuesta correcta. En la hoja de respuestas, se encontrarán señaladas estas mismas letras y la numeración progresiva que corresponde a las preguntas del examen, en secuencia vertical.

El aspirante debe llenar, con lápiz del número. 2 ó 2,5 el espacio correspondiente a la opción elegida. La recolección de las hojas de respuesta se extiende como máximo hasta terminar el tiempo asignado para cada Sección sin excepciones.

Elección de especialidades.

El centro calificador recibe del Servicio de Seguridad, los paquetes de hojas de respuestas de cada sede aplicadora. Cada hoja se califica individualmente, cancelando el examen que no cuente con las cuatro secciones presentadas.

Con los resultados globales, se obtendrán 22 listados de alumnos examinados, uno por cada especialidad ofrecida en el concurso, en orden decreciente de calificaciones de los aspirantes. Los seleccionados para cada especialidad serán los que obtengan los mejores lugares y el límite estará determinado por el número de plazas que ofrece el sistema de salud para cada una de ellas.

Los postulantes deben elegir la especialidad a la que aspiran y disputar una plaza con tantos opositores como los que se hayan inscripto en la misma.

Hay un solo examen para todos los aspirantes con independencia de la especialidad que soliciten, en los mismos días y horas. No es un examen de acreditación sino de selección y eliminación; esto es: de oposición. Por ejemplo: si hay 2000 aspirantes a Ginecología y Obstetricia, se asignan las plazas según la puntuación obtenida en forma decreciente, entre los que se inscribieron para disputar esas plazas sin importar la calificación obtenida por alumnos inscritos en otras especialidades. Se dan casos, en los que una puntuación de un alumno que supera la media nacional tal vez no resulte suficiente para obtener sitio en una especialidad y sí en otra; la selección del área es definitiva y no puede permutarse.

Puntuación.

Todos los aciertos tienen el mismo valor numérico, que se transforma a una escala de 100 por ello en las calificaciones por asignatura las medias obtenidas y las diferencias son calculadas sobre una base 100.

Informe a los alumnos.

Cada sustentante recibe un resultado individualizado de su desempeño y el lugar que ocupo dentro del listado de la especialidad seleccionada, incluso los que fueron admitidos.